*

 

Destacamos

Nuevos cultivos transgénicos, espiral creciente de contaminación

por Marìa Isabel Càrcamo

A principios de setiembre el Ministerio de Ganadería,agricultura, y Pesca aprobó nuevos cultivos transgénicos, tanto para producción de semillas de exportación como para ensayo.

Cuatro eventos transgénicos de maíz, trigo y soja fueron aprobados de forma acelerada, y la decisión no contó con asesoramiento de instituciones científicas en el Gabinete Nacional de Bioseguridad, tampoco se tomaron en cuenta informes adversos de expertos científicos y en las consultas públicas, y representantes del Ministerio de Salud Pública habían puesto reparos por el principio de precaución.

Los nuevos cultivos transgénicos tienen tolerancia a sequía y salinidad, resistencia a insectos lepidópteros, y tolerancias, no solo al glifosato, sino que,además a los herbicidas dicamba y glufosinato de amonio.

Bien se podría decir, se han autorizado“semillas perfectas”, a pesar de ello, esto mismo se planteó cuando se permitió el cultivo de la soja y el maíz trangénico, e incluso una de las razones para facultar estos cultivos estuvo basado en la disminución del uso de agrotóxicos.

Seguir leyendo >>

Demuestran efecto perjudicial del glifosato en arañas nativas que ayudan a controlar pestes de los cultivos

por Leo Lagos

La investigación pone de manifiesto que aún en dosis subletales el glifosato afecta las redes tróficas de los agroecosistemas. Es casi imposible vivir en el siglo XXI y no haber escuchado jamás la palabra “glifosato”. Así se denomina al compuesto activo de uno de los herbicidas de uso más extendido a nivel mundial. ¿Por qué se aplican herbicidas? Porque cuando un productor tiene un cultivo, cualquier hierba que compita por espacio, nutrientes y luz será vista como un potencial problema para el rendimiento esperado. En el siglo XX, con los avances de las técnicas moleculares, la industria agrotecnológica comenzó a modificar los genes de algunos cultivos para, entre otras cosas, hacerlos resistentes a sus pesticidas. El caso paradigmático es el de Monsanto -empresa comprada por Bayer hace unos pocos años-, que lanzó el producto Roundup en 1974 y soja transgénica resistente a ese herbicida en 1996. El glifosato era el principio activo del Roundup, y hoy está disponible en una cantidad de productos de otras marcas comerciales.

Seguir leyendo >>

Montevideo - Tel: (598) 99613193- E-Mail: coord@rapaluruguay.org