Agrotóxicos, embarazo y autismo. ¿Sabemos suficiente?

Un estudio de la Universidad de California Davis, considera que las mujeres embarazadas que viven cerca de granjas donde se aplican agrotóxicos tienen un sesenta por ciento de riesgo de tener hijos con autismo.

En un estudio publicado en Environmental Health Perspectives, los investigadores del Instituto de Investigación Médica de Desórdenes de Neurodesarrollo (MIND) de la Universidad de California Davis, fundamentan los vínculos entre la exposición a agrotóxicos y los problemas de aprendizaje en los niños. El estudio sugiere que las mujeres embarazadas que viven cerca de granjas donde comúnmente se aplican agrotóxicos en frutas y verduras, tienen más probabilidades de tener hijos con autismo y retraso en el desarrollo.

El autismo es un trastorno neurológico complejo que generalmente dura toda la vida, su gravedad varía y ha ido en aumento en los últimos años. Las autoridades de salud de Estados Unidos, estiman que en la actualidad afecta a uno de cada 68 niños.

La investigación del Instituto MIND se basó en datos sobre aplicaciones de agrotóxicos en California, asociado con lugares de residencia de alrededor de 1.000 participantes, y en familias con un niño autista.

El investigador principal Irva Hertz-Picciotto, vice director del Departamento de Ciencias de la Salud Pública en la Universidad de California Davis, afirma que se registró donde vivían los participantes durante el embarazo y en el momento del nacimiento.

También se observó que en varias clases de plaguicidas más comúnmente aplicados cerca de las residencias de las madres, sus hijos desarrollaron autismo o tenían retraso en las habilidades cognitivas u otro tipo de alteraciones.

La asociación es aún mayor en la aplicación del insecticida clorpirifos. La ciencia ha unido fuertemente el clorpirifos y otros plaguicidas organofosforados al daño del desarrollo neurológico en niños. El estudio publicado recientemente encontró que además los plaguicidas clasificados como carbamatos y piretroides también pueden aumentar el riesgo de retrasos del desarrollo y autismo.

La ley de California requiere registros detallados sobre qué tipo de plaguicidas se aplican, dónde, cuándo y cómo.

Alrededor de un tercio de los participantes del estudio vivían aproximadamente dentro de dos kilómetros de un cultivo donde se aplicaron agrotóxicos.

Los investigadores encontraron que los riesgos de autismo eran más altos cuando se aplicaron los productos químicos durante el segundo y tercer trimestre del embarazo.

Los autores del estudio dijeron que el cerebro del feto en desarrollo puede ser particularmente vulnerable a los plaguicidas.

El autor principal del estudio, Janie Shelton, afirma que este estudio valida los resultados de una investigación anterior que ha reportado asociaciones entre tener un niño con autismo y la exposición prenatal a sustancias químicas agrícolas utilizadas en California.

Aunque todavía falta investigar si ciertos subgrupos son más vulnerables a la exposición a estos compuestos que otras, el mensaje es muy claro: “Las mujeres que están embarazadas deben tener especial cuidado para evitar el contacto con productos químicos agrícolas siempre que sea posible."

Agrotóxicos y regulaciones para su aplicación en Uruguay

La Dirección General de Servicios Agrícolas, dependencia del Ministerio de Agricultura y Pesca, es el organismo encargado de regular la aplicación de agrotóxicos.

En Uruguay están prohibidas las aplicaciones aéreas de plaguicidas en todo tipo de cultivo a una distancia inferior a 500 metros de cualquier zona urbana, suburbana o centro poblado, y escuelas rurales, e inferior a 300 metros para aplicaciones terrestres mecanizadas.

Estas medidas son muchísimo más laxas y las distancias inferiores que la ley que regula las aplicaciones de agrotóxicos de California.

Además, la realidad nos dice que estas medidas no se cumplen, ya que los cultivos agrícolas en muchos casos se encuentran apenas separados por una calle, y las aplicaciones de agrotóxicos se hacen igualmente con el objetivo de proteger los cultivos.

Los agrotóxicos mencionados en este estudio son ampliamente usados en Uruguay, por otro lado las mujeres observadas estuvieron expuestas a sustancias químicas a una distancia de alrededor a 2 kilómetros.

La población en general y en particular las mujeres embarazadas y no embarazadas y los niños, están expuestos a sustancias químicas altamente tóxicas como lo son los plaguicidas, a través de cultivos agrícolas y forestales.

Es responsabilidad de las autoridades competentes realizar estudios sobre los impactos de los agrotóxicos en las comunidades rurales, para poder contar con información fidedigna sobre la realidad de nuestros niños y niñas, en relación a su salud tanto física como cognitiva.

RAPAL Uruguay

Junio 2014