El Comité Europeo para el Medio Ambiente votó en contra de la renovación del glifosato

La Comisión de Medio Ambiente, Seguridad Alimentaria y Salud Pública (ENVI por sus siglas en inglés), se opuso formalmente el 22 del presente mes, a la re-autorización de la Comisión Europea del herbicida glifosato. La mayoría de los miembros de la Comisión apoyó esta objeción, 36 a favor, 6 en contra y 18 abstenciones.

La Comisión de Medio Ambiente, Seguridad Alimentaria y Salud Pública, ha establecido que; "En tanto persistan serias preocupaciones acerca de la carcinogenicidad y las propiedades de disruptor endocrino, sobre el glifosato, herbicida que se utiliza en cientos de granjas, en la silvicultura, jardines y espacios públicos en las ciudades, la Comisión de la Unión Europea no debería renovar su autorización. En su lugar, se debería encargar una revisión independiente sobre el glifosato, y divulgar toda evidencia científica y que esté bajo la responsabilidad de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA por sus siglas en inglés)".

La resolución no vinculante, insta al Ejecutivo de la Unión Europea, ha presentar un nuevo proyecto. Los miembros del parlamento del Comisionado Europeo y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria desean que "se dé a conocer inmediatamente toda evidencia científica que haya sido la base para la clasificación positiva del glifosato y el proyecto de reautorización, dado el alto interés público manifestado en la divulgación.

La propuesta de resolución será sometida a votación en el plenario del Parlamento Europeo en Estrasburgo, que se llevará a cabo entre el 11y 14 de abril.

Expertos nacionales que participan en el Comité permanente de plantas, animales, alimentos y piensos (sección fitofármacos) votarán para aprobar o rechazar la propuesta de la Comisión por mayoría cualificada en mayo. Si no hay tal mayoría, le corresponderá a la Comisión Europea decidir.

Pavel Poc, miembro del parlamento europeo, redactora de la propuesta por resolución, dijo: "El hecho de que tenemos que recurrir a una objeción parlamentaria muestra que algo ha ido mal en el proceso de decisión.

"El glifosato ha sido clasificado como probable carcinógeno por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Mientras que la industria afirmó que la sustancia puede ser metabolizado completamente, ahora está claro que los residuos de glifosato están en todas partes: en el medio ambiente, en muchos de los productos que consumimos todos los días, en nuestros cuerpos “.
"La reautorización del glifosato por otros 15 años, según lo propuesto por la Comisión Europea, es irresponsable e inaceptable. El glifosato es uno de los herbicidas más utilizados en Europa. Termina en nuestros alimentos, en el agua y en nuestro medio ambiente. Hay muchos indicios de que la sustancia es peligrosa para la salud humana y animal y que tiene repercusiones medioambientales adversas, como la contaminación de las aguas subterráneas y superficiales ", agregó Katerina Konecná, coordinador de un grupo político en el comité.

Anja Hazekamp, holandesa y miembro del parlamento, ya había propuesto una objeción a la reautorización el año pasado, se alegra de que la Comisión de Medio Ambiente, Seguridad Alimentaria y Salud Pública, haya llevado las inquietudes al grupo. Hazekamp criticó enérgicamente a la Comisión Europea por proponer una nueva autorización a largo plazo. "Con esta decisión, la Comisión Europea no puede proteger la salud de los seres humanos, los animales y el medio ambiente. Estados Miembros y más de 1 millón de ciudadanos ya han expresado su preocupación por la re-autorización. Vamos a utilizar todos los medios posibles para evitar que la Comisión Europea siga contaminando nuestro medio ambiente por otros 15 años ", dijo Hazekamp.

Stefan Eck, alemán y miembro del parlamento también involucrado en las últimas objeciones, añade: "El glifosato sin duda es causa de importantes riesgos para la salud de los animales. Según la IARC, [la agencia de la Organización Mundial de la Salud especializada en el cáncer que evaluó todos los estudios científicos existentes sobre el glifosato,] no hay suficiente evidencia científica para definir este herbicida como cancerígeno en animales. Los seres humanos también están expuestos a mayores riesgos para la salud por el uso generalizado de glifosato. En este caso, el principio de precaución debe ser plenamente respetado! "

Fuente

22 de marzo 2016