Investigación demuestra que agrotóxicos dañan salud de trabajadores

Recientemente se ha dado a conocer un estudio realizado en la India sobre daños en el ADN y la actividad de la colinesterasa (enzima que se encuentra en la sangre y en el hígado) en trabajadores profesionales expuestos a plaguicidas.

El estudio fue diseñado para evaluar la genotoxicidad del comportamiento de la enzima acetilcolinesterasa, que se encuentra principalmente en la sangre y sinapsis nerviosas (contactos de transmisión del impulso nervioso), toxicidad hepática y renal en trabajadores profesionales expuestos a mezclas de plaguicidas.

Este estudio se realizó con el mismo número de trabajadores y sujetos sanos no expuestos a plaguicidas, para medir el DNA dañado y el comportamiento de la enzima acetilcolinestarearasa y otros parámetros bioquímicos usados como marcadores de nefrotoxicidad (urea y creatinina) y hepatotoxicidad.

Los trabajadores estuvieron expuestos continuamente a la mezcla de metil pirimifos, clorpirifos, temefos y malatión. El ensayo en linfocitos mostró índices significativamente más altos en comparación con los sujetos de control.

La actividad de la enzima aceticolinesteraza en eritrocitos en relación con la duración a la exposición a plaguicidas usados por los trabajadores expuestos.

También se encontraron diferencias significativas en los trabajadores profesionales y en los sujetos de control en los niveles de enzimas para las funciones hepática y renal.

Los resultados del estudio sugieren que la exposición a la mezcla de metil pirimifos, clorpirifos, temefos y malatión puede producir daño en el ADN, disminución de la actividad de la enzima acetilcolinesterasa, hepatotoxicidad y nefrotoxicidad.

No solo se usan en la India, también en Uruguay

En nuestro país dos de estas agrotóxicos son usados ampliamente: los insecticidas clorpirifos y malatión. Estas sustancias pertenecen a la clasificación química de los organofosforados, que son muy peligrosos para el ser humano debido a que tienen un alto grado de toxicidad.

Ingresan al organismo por vía dérmica, respiratoria, digestiva y conjuntiva. Cuando el ingrediente activo se disuelve en solvente orgánico, se facilita la absorción del producto a través de la piel. La vía dérmica es responsable de un alto porcentaje de intoxicaciones.

El primer efecto bioquímico asociado con la toxicidad de los organofosforados es la inhibición de la acetilcolinesterasa, como queda demostrado en el estudio realizado en la India.

RAPAL Uruguay
Febrero 2011