Niños, agrotóxicos y leucemia

En la publicación Beyond Pesticides del día 29 de setiembre recién pasado, se publica un nuevo estudio llevado a cabo por el Centro de Cáncer del Norte de California (NCCC por su sigla en inglés), que revela que los niños expuestos a agrotóxicos agrícolas aplicados cerca de su hogar tienen hasta dos veces más el riesgo de desarrollar leucemia.

El estudio, “Vivir en las proximidades de agricultura realizada con agrotóxicos eleva el riesgo en la niñez de contraer leucemia linfoblástica aguda” (ALL por su sigla en inglés), llevado adelante por Rudolph Rull, Ph.D., demostró un riesgo elevado de contraer ALL, asociado con la exposición moderada a agrotóxicos clasificados como organofosforados, herbicidas clorofenólicos y triazinas y con agrotóxicos usados como insecticidas o fumigantes.

El estado de California es uno de los pocos lugares de Estados Unidos que tiene información detallada sobre el uso de los agrotóxicos. Ésta incluye: época en que se aplica, lugar donde se aplicó, que producto se utilizó y en que cantidad. Para este estudio, los investigadores pudieron asociar las historias de los niños que habitaban en esa zona desde el nacimiento hasta que fueron diagnosticados y contar con la información de los agrotóxicos usados dentro de un radio de una milla y media (2,4 km).

El contar con esta información a los científicos les permitió poder tener un panorama amplio de exposición a estas sustancias durante el transcurso de la vida del niño o su primer año de vida, o también en el caso de niños que cambiaron de domicilio.

La Universidad de California, Berkeley, recogió historias de 213 niños diagnosticados con ALL y 268 niños sin leucemia. Los científicos seleccionaron arriba de 100 ingredientes activos de agrotóxicos más usados de más de 600 en cultivos entre 1990 y 2002, periodo que se realizó el estudio. La exposición de los niños estuvo determinada en baja, moderada y alta.

Los investigadores identificaron arriba de 600 diferentes ingredientes activos utilizados cerca de las viviendas de los niños. Un total de 118 de estas sustancias fueron elegidas para el estudio por ser las más frecuentes en su uso y con características de cancerígenas, por ser conocidas por efectos negativos en el desarrollo o reproductivo, inhibidores de colinesterasa, o sospechosos de ser disruptores endocrinos.

Dentro de los agrotóxicos que fueron estudiados se encuentran insecticidas organofosforados inhibidores de la colinesterasa, lo que significa que se adhieren de forma irreversible al sitio activo de una enzima esencial para la trasmisión normal del impulso nervioso (la acetilcolinesterasa) desactivando a la enzima.

Dentro de los agrotóxicos organofosforados estudiados se encuentran el clorpirifos, diazinon, malation y triclorfon; el herbicida 2,4-D del grupo de cloroenólicos y cinco del grupo de las triazina, entre los que se encuentran atrazina, simazina, cyanazina, prometryn, and pyrmetrozina.

“Estos resultados iniciales sugieren que pueda haber un agente específico o un conjunto de agentes que pueden aumentar el riesgo de esta enfermedad entre niños,” dijo el Dr. Rull.

Los agrotóxicos organofosforados analizados en este estudio son utilizados ampliamente en Uruguay. También se utilizan en el país los herbicidas 2,4D, atrazina, y simazina. Las distancias de aplicaciones para los centros poblados son de 500 metros en aplicaciones áreas y 300 metros para terrestres, en tanto que en las cercanías de las escuelas rurales son apenas de 50 y 30 metros respectivamente. Cualquiera de estas distancias son considerablemente más reducidas que las que se tomaron para realizar este estudio: una milla y media (2,4 km).

En un estudio publicado recientemente (agosto 2009) en la revista “Therapeutic Drug Monitoring”, también se halló una asociación entre la exposición a agrotóxicos organosfosforados y el desarrollo de ALL durante la infancia, un cáncer que se desarrolla mas comúnmente entre los tres y siete años de edad.

Cabe preguntarse si nuestros niños están siendo afectados por el uso de los agrotóxicos, como se constata en el estudio llevado acabo en Estados Unidos.
Articulo basado en: Children Living Near Agricultural Pesticide Use Have Higher Cancer Rate

RAPAL Uruguay
Octubre 2009