Fumigaciones, mosquitos y que hay detrás

Desde hace un par de años en nuestro país se está hablando y tomando medidas sobre las enfermedades producidas por el mosquito Aedes Aegypty y cada vez con mayor énfasis y preocupación, siendo este verano aún mayor y con fumigaciones realizadas en distintos barrios de Montevideo y el interior del país.

Algunas dudas al respecto

- las fumigaciones son por barrios, pero ¿qué ocurre cuando en el barrio vecino que no se fumigó, el mosquito tuvo la habilidad de protegerse de no ser fumigado y sigue vivo?
- cuando los mosquitos están presentes, en muchos hogares las pastillas “Mas” u otras, son usadas diariamente, sin embargo estas deben ser sustituidas constantemente por una nueva, por tener solo unas horas de eficacia. Esto mismo ocurre con las fumigaciones realizadas en las últimas semanas tanto en Montevideo, como en el interior del país. Para que realmente sean eficaces deberían realizarse a diario, y no solo eso, sino que debería de fumigarse todo el país y contar con el apoyo de los países vecinos, o sea ellos también deberían de fumigar con la misma frecuencia. Y cómo resultado estaríamos conviviendo -en vez de con los mosquitos- con una nube de químicos tóxicos, mucho más contaminante.

“Nada desaparece, todo se transforma”

Poco o casi nada se ha dicho de los efectos secundarios de los plaguicidas utilizados, aunque sí se ha comunicado que son de bajo impacto y su concentración es muy baja. Sin embargo el uso seguro de plaguicidas no existe.

Las autoridades encargadas de estas fumigaciones, han declarado que estas tienen un accionar de alrededor de un cuarto de hora, y después se evaporan. ¿Dónde quedan los residuos de los venenos utilizados?

Si las fumigaciones se hiciesen a diario, los insecticidas deberían de ser cambiados, por la resistencia de los insectos a los venenos utilizados por períodos prolongados, hecho que ya ocurre. ¿Y los impactos sobre los insectos que son no mosquitos? ¿Tenemos conocimiento de ello?

Los mosquitos son parte de nuestros ecosistemas, durante el verano su presencia es mayor, tal vez lo que se debería de observar y analizar son las causas del aumento de su presencia, si es que eso sucede. De esa manera la población estaría protegida al atacar las causas del problema y por lo tanto de las “enfermedades” que este pudiese transmitir.

Que hay detrás

Sería tiempo de preguntarse qué es lo que está detrás de esta “epidemia de enfermedades” transmitidas por el mosquito. Hay empresas internacionales que han creado el mosquito transgénico con el objetivo de cambiar el ADN del Aedes Aegypty, sin embargo no ha tenido los resultados esperados.

“La posibilidad de introducir mosquitos transgénicos para combatir el vector fue rechazada por los expertos, ya que según dijeron se tiene poca información al respecto y la acción sobre los insectos adultos tiene mínimo efecto en las poblaciones.” Confiamos en la academia uruguaya y su investigación sobre este tema en forma objetiva, antes de que se intente introducir el mosquito transgénico en nuestro país con la excusa de la eliminación de “las enfermedades transmitidas”.

¿Qué medidas podemos tomar?

Frente a la posible presencia del mosquito, existen medidas que pueden ser tomadas:


- Mantenimiento del entorno, (eliminar aguas estancadas, dar vuelta recipientes que puedan acumular aguas, etc).
- Usar repelentes naturales, un ejemplo es el uso de pasto limón: para prepararlo, hay que hervir una cucharada sopera al ras de pasto limón en cuarto litro de agua, y rociar el cuerpo con ese líquido. Para ver más ejemplos click aquí
- Usar preparados con el objetivo de aliviar los malestares, e incluso solo frotándose con alcohol éstos se alivian.

RAPAL Uruguay - Grupo Guayubira

Febrero 2016