COMPUESTOS NOCIVOS SE USAN PARA TRATAR PRODUCTOS COMESTIBLES

Dr Jorge Ziminov - El Telégrafo, Paysandú, 30 abril 2004.

«Lamentablemente, se están usando químicos nocivos para la cadena alimentaria en el tratamiento de productos que son ingeridos por la
población», advirtió el director municipal de Higiene, doctor Jorge Ziminov, al señalar la toxicidad de los plaguicidas que tienen el principio
activo de clorados, como los detectados en Guaviyú.

Expresó que «los productos clorados fueron desterrados porque se usaban para el control de garrapatas y se vio que quedaba prendido en las grasas y después por supuesto lo ingeríamos nosotros, a través de la carne y de la leche».

«Hay que tener mucho cuidado, porque mirando la etiqueta de estos agrotóxicos vemos que sirven para la papa, el tomate, el morrón, la cebolla, el zapallo y un serie de productos que van a la cadena alimentaria. Si estos plaguicidas que se están usando en forma indiscriminada pueden aparecer en la cadena, entiendo que es momento de buscarle solución, trabajando entre todos en lo posible con los técnicos responsables del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, en la División Agrícola, en conjunto con todos los gobiernos departamentales», observó.

«Ya lo denunciamos ayer en la comisión nacional que trabaja sobre el medio ambiente, en la que soy delegado de los gobiernos departamentales, para entre todos tratar de buscar desde el importador hasta el último que lo usa, para hacer que esto no afecte negativamente a la salud», precisó.

«Creo que las empresas agropecuarias que están actuando con esta irresponsabilidad deberían ser penadas», consideró Ziminov, al señalar que la importación del producto está autorizada pero no se informa sobre su principio activo, que es en base a organoclorados. «La etiqueta solo dice Endusulfan 35, principio activo Endusulfan 350. Fabricación extrajera», indicó, «pero en realidad estamos ante un producto argentino que es un clorado, y no se pone el principio activo ni la procedencia», subrayó.

Reafirmó además el manejo irresponsable que se ha hecho en el establecimiento de Guaviyú que está arrendado si se tiene en cuenta que los envases fueron dejados en contacto con el agua, cuando la etiqueta advierte que «luego de la aplicación, lavar con abundante agua y jabón todas las partes del cuerpo que hayan sido tocadas. No contaminar fuentes o corrientes de agua con restos del producto. Guardarlo en su envase original etiquetado en lugar fresco y seco, evitando la luz directa del sol. Quemar los envases vacíos, evitar inhalar los vapores y combustión, o enterrarlos lejos de las fuentes de agua».


SE RECIBIERON LOS RESULTADOS DE ANÁLISIS EN ZONA DE GUAVIYÚ

MUNICIPIO PRESENTA HOY DENUNCIA PENAL CONTRA PRODUCTOR POR MORTANDAD DE PECES

A través de su asesoría letrada, la Intendencia sanducera presentará hoy denuncia penal contra un productor de la zona de Guaviyú por el manejo irresponsable de agrotóxicos, que dieron lugar a la mortandad de peces registrada en el arroyo Guaviyú, anunció a EL TELEGRAFO el director municipal de Higiene, doctor Jorge Ziminov, tras recibir el resultado de los análisis practicados en la zona.

Explicó el jerarca que una vez detectada la mortandad en peces de escamas, se presentó la denuncia correspondiente ante el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, pero al no obtenerse respuesta oficial, «realizamos investigaciones y dimos con el lugar, en la zona de Termas de Guaviyú hacia el Este. Con la orden del juez y el apoyo de Jefatura de Policía a través de la Seccional 7ª, ingresamos al predio y nos encontramos con el lugar donde se encontraban los recipientes que se estaban usando para fumigar la soja, a la vera de una cañada que va a dar al arroyo Guaviyú».

«Sacamos muestras del producto de algunos envases, y también de la laguna, como así también del arroyo cerca de la desembocadura y hojas de árboles. Con los buenos oficios del contador Edison Delfino, de Ase y Morrison, nos contactamos con el laboratorio privado EAS Uruguay, concretamente con el ingeniero químico Edison Kurucz, para realizar los análisis del caso», señaló.

«Hemos recibido en las últimas horas los resultados y es así que la secuencia de las muestras da presencia de Cipermetrina y Endusalfan en
todas las muestras. Se encontró su presencia en los músculos de los peces, como así también en el lecho de la laguna y en las hojas de los
sarandíes, que están muy lejos del lugar. A 15 días de haberse registrado los hechos, encontramos concentraciones hasta diez veces superiores a la permitida por la normativa», precisó.

«Procesando todos estos elementos, tenemos que la causa de muerte fue la presencia de agrotóxicos en el arroyo Guaviyú, los que se están usando en forma indiscriminada en el país y que naturalmente traen consecuencias indeseables, como las que hoy estamos teniendo. Son productos clorados que se ligan a las grasas de animales y personas en la cadena, llegado el caso», señaló.

«Debemos tener en cuenta que si hay vacas que toman agua en la cañada o el arroyo y se ordeñan, el tóxico pasa a la cadena alimentaria. Y si hubiera una toma de agua para una población, puede haber consecuencias negativas, porque estamos ante productos cancerígenos», puntualizó Ziminov.

El Telégrafo, Paysandú, 30 abril 2004.