DDT presente, después de tres décadas de prohibición ¿Se puede esperar lo mismo del endosulfan?

En Uruguay después de varias décadas de haberse prohibido los registros, importación y uso de agrotóxicos organoclorados como el DDT, Aldrin, Dieldrin, Eldrin, (1) por haber sido catalogados como Contaminantes Orgánicos Persistentes, (COP) y por formar parte de la lista de sustancias a eliminarse dentro del Convenio de Estocolmo, convenio del que Uruguay forma parte desde el 2004. Los COPs se caracterizan por ser muy tóxicos, persistentes en el ambiente (decenas de años) su degradación es lenta, y se bioacumulan es decir, aumentan su concentración en cientos o hasta millones de veces a medida que van subiendo en las cadenas alimenticias. (2)

Los impactos en la salud humana están ligados a una serie de efectos nocivos como trastornos congénitos, daño al sistema inmunológico y respiratorio, problemas reproductivos, desórdenes de índole sexual, periodos de lactación humana más cortos y mal funcionamiento endocrino. Otros síntomas de la exposición nociva a los COPs sobre la salud humana incluyen alergias, hipersensibilidad, daño al sistema nervioso, desórdenes neurológicos de comportamiento y desarrollo, pérdida de la corta memoria y cáncer.

El DDT sigue presente en suelos agrícolas

En el mes de noviembre pasado, un grupo de científicos uruguayos participaron en un evento internacional en Río de Janeiro (3rd International Workshop on Crop Protection Chemistry in Latin America: Environment, Safety and Regulation), donde presentaron un estudio llevado a cabo durante el 2005 sobre residuos de agrotóxicos en suelos. La investigación tuvo como objetivo principal estudiar el impacto ambiental de los plaguicidas sobre dos cuencas hortifrutícolas.

Dado que ésta era una buena oportunidad para estudiar sedimentos y suelos, se analizó residuos de DDT y sus metabolitos, (producto que queda después de un proceso de descomposición o degradación) además de otros plaguicidas COPs. Este estudio se basó en el control del suelo y sedimentos en zonas de horticultura en las áreas oeste del departamento de Montevideo, Melilla y sur del departamento de Canelones, Cañada Cuchilla de Rocha (Sauce).

Se tomaron y estudiaron 54 muestras de suelo y sedimentos, en las que se detectó la presencia de DDE (16,7%), que es uno de los mayores metabolitos de degradación del DDT. En menor porcentaje se detecto DDT (5,6%) y DDD (3,7%). Tanto el DDE (diclorodifenildicloroetileno) como el DDD (diclorodifenildicloroetano) entran en el ambiente al momento de producirse la descomposición del DDT.

Residuos de otros insecticidas organoclorados como Aldrin, Dieldrin y Endrin no fueron detectados en suelos ni sedimentos analizados en ambas regiones hortifrutícolas.

De acuerdo a los científicos que realizaron el estudio, la persistencia del DDT y sus metobollitos podría deberse a las características que tiene el tipo de suelo en esa zona (“Brunosoles- Eutricos”), que se caracteriza por tener una textura compacta, alto contenido de materia orgánica, drenaje moderado, además de baja salobridad y volatilidad. (3)

Un llamado de atención

Después de décadas de NO USO de DDT en el país, en Melilla y Cuchilla de Rocha se encuentra en el suelo residuos de este insecticida y sus productos de degradación DDD y DDE. La presencia de estas sustancias debería al menos sugerir a las autoridades hacer un seguimiento de los cultivos de hortalizas que están en contacto directo con el suelo con el objetivo de verificar y determinar si actualmente están contaminados por DDT, insecticida organoclorado involucrado en el estudio. En ambas zonas, aun se cultivan frutas y verduras, que son consumidas por la población tanto de Canelones como de Montevideo.

Este trabajo es una fotografía de dos zonas específicas de nuestro país. La aplicación de organoclorados se realizó en varios lugares del territorio nacional, por lo que si se hiciesen análisis de otros lugares muy probablemente se llegue a las mismas conclusiones: residuos de organoclorados en nuestros suelos.

Endosulfan, organoclorado permitido

El insecticida endosulfan es también un organoclorado, con la diferencia de que éste aún no esta en la lista de los agrotóxicos prohibidos por el Convenio de Estocolmo. Sin embargo, sus impactos tanto en la salud como en el ambiente son muy similares a los del DDT, por tratarse también de un Contaminante Orgánico Persistente.

A fines del 2007, la Dirección de Servicios Agrícolas del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca realizó cambios en la regulación del uso y aplicación de agrotóxicos a base de endosulfán. Por un lado se restringió su uso en la formulación en base a concentrado emulsionable y se lo autorizó exclusivamente para su aplicación en el cultivo de soja para el control del insecto plaga comúnmente llamado “chinche”, con un máximo de aplicación por hectárea y por año de 0,5 kg de ingrediente activo.

Esta resolución también se refiere a la aplicación de este insecticida sobre las cuencas hídricas, estableciendo que las aplicaciones aéreas deben realizarse a una distancia no inferior a 100 metros de corrientes o fuentes de agua y para las terrestres a una distancia no inferior a 50 metros de corrientes de agua (ríos, arroyos y cañadas) o no inferior a 100 metros de lagos, lagunas, estanques o tajamares.

A su vez se prohíbe la utilización de agrotóxicos a base de endosulfán en granos almacenados destinados al consumo humano o animal, campos naturales, campos brutos, campos naturales mejorados, praderas en general (implantadas o cultivadas) y en cultivos destinados al pastoreo o a la alimentación directa de animales. (4)

Cuando medio kilo se convierte en toneladas

Hay varios puntos importantes a destacar en relación a las restricciones establecidas por el MGAP:

- Se permite el uso de un organoclorado para el mayor cultivo que tiene Uruguay, que es la soja transgénica. En la última zafra, la soja cubrió prácticamente el 75% del área total de cultivos de verano, abarcando un total de 577.817 hectáreas (5)
- Si se hubiese aplicado 0,5 kg por hectárea de ingrediente activo como lo indica la resolución, nos daría un total de 289 toneladas de endosulfan aplicadas sobre los cultivos de la soja y por tanto sobre nuestras aguas, suelos y poblaciones cercanas a los cultivos.
- De acuerdo a los registros del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, durante el 2008 en nuestro país hubo una importación de 270 toneladas de este organoclorado, cifra muy similar a la obtenida a partir del cálculo en base a las hectáreas sembradas durante la zafra 2008-2009.

Cabe preguntarse si estos cientos de toneladas de endosulfán permanecerán en nuestros ecosistemas impactando nuestra salud y nuestro ambiente tal como lo continúa haciendo el DDT después de 30 años de su prohibición.

María Isabel Cárcamo
Diciembre 2009

 

Fuentes:

(1) Prohibición del uso de formulaciones a base de insecticidas clorados para praderas
http://www.mgap.gub.uy/dgssaa/Normativa/Archivos/PROD_FIT_RES_DGSA/Res%20MGA%206-9-68%20Clorados%20Prad.pdf
Prohibición de los insecticidas organoclorados Montevideo, 23 de setiembre de 1997
http://www.mgap.gub.uy/DGSSAA/Normativa/Archivos/PROD_FIT_RES_DGSA/Res%20DSPA_23-09-97%20organos%20clorados.pdf

(2) http://www.rapaluruguay.org/agrotoxicos/COPs/indexCOPs.html

(3) Persistent Organic Pesticides study in two hortifruticulture regions of Uruguay
Giovanni Galietta1, Eduardo Egaña2, Fernando Gemelli3, Saturnino Nuñez4 & Diego Maeso4
1Facultad de Agronomía, UDELAR, Montevideo, Uruguay, galietta.giovanni@gmail.com, 2Laboratorio de Bromatología, Montevideo, Uruguay, ecerni8@yahoo.com.ar
3Mercado Modelo, Montevideo, Uruguay, 4Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias-Las Brujas, Canelones, Uruguay.

(4) Resolución sobre endosulfan Montevideo, enero de 2008 http://www.rapaluruguay.org/endosulfan/resolucion_endosulfan_Uruguay.html

(5) Encuesta Agrícola - "Invierno 2009" - Agosto 2009 - (Nº 279) http://www.mgap.gub.uy/portal/hgxpp001.aspx?7,1,89,O,S,0,SRC
;90;0;1176;A;SRC;MNU;E;42;4;MNU