Agricultura familiar versus agroindustria

Un nuevo gobierno asumirá en pocos días en nuestro país, gobierno que muchas personas están esperanzados en ver una línea de trabajo dirigida a mejorar el bienestar de sus ciudadanos.

Uno de los ejes para alcanzar el bienestar es la alimentación, y unido a ello la producción de alimentos. Si la producción de los alimentos se realiza en armonía con el medio, ésta será más saludable no solo para el productor y el medio ambiente, sino también para toda la población.

¿Como se puede asegurar que todos los ciudadanos primero que nada se alimenten y segundo que este alimento sea sano? El paso inicial consiste en identificar los problemas, para luego buscar su solución.

En el caso de Uruguay, el apoyo a los pequeños productores para que permanezcan en sus predios es la clave. En este sentido, la preocupación por parte de los mismos ha sido expresada numerosas veces a las autoridades, pero al momento de tomar decisiones en muchos casos se ha optado más por apoyar a la agroindustria y no a los productores que alimentan diariamente a la población uruguaya.

La producción de alimentos es mucho más que sembrar y cosechar; ésta pasa por tener los recursos, tierra, agua y semillas. En la producción de alimentos también se debe de tomar en cuenta como se producen, quien los produce, su distribución y los impactos que provocan al ambiente y en la salud de las personas que los producen y en quienes los consumen.

Recientemente en Cuba se ha empezado a implementar por parte del estado un modelo de producción agrícola basado en una producción local y sin agrotóxicos. Las nuevas autoridades uruguayas, que apuestan a una población con mejores condiciones de vida, especialmente los más pobres, bien podrían seguir los pasos de este país en “reactivar la economía y alimentar su población con alimentos sanos y locales”.

Cuba planea granjas en torno a las zonas urbanas

Cuba ha puesto en marcha un proyecto ambicioso que consiste en rodear las zonas urbanas con millares de pequeñas granjas con el fin de apoyar la agricultura y aminorar las dificultades económicas.

El plan quinquenal consiste en producir frutas y verduras y en criar ganado en un perímetro de unos 6 kilómetros alrededor de 150 ciudades y pueblos de Cuba, exceptuando la Habana.

La autoridades tienen la esperanza de que este proyecto les permitirá tener más alimentos y más baratos. Además, habrá menos costos de transporte y se espera que el mismo alentará a habitantes urbanos a abandonar trabajos burocráticos para dedicarse a algo más productivo.

El gobierno controlará los aspectos de la producción y distribución, incluyendo el control de la tierra que pertenece al estado. El proyecto ha empezado en la ciudad central de Camagüey. El Ministerio de Agricultura cubano ha dicho que se espera tener 1.400 pequeñas granjas y cubrir 52.000 hectáreas a minutos de la ciudad.

Las granjas, sobre todo en manos privadas pero también incluyendo algunas cooperativas y empresas públicas, deberán producir todo orgánico, y el ministerio espera que produzcan el 75% del alimento para la ciudad de 320.000 personas. Con las granjas grandes de propiedad del estado se espera proporcionar el resto de los alimentos.

El proyecto está basado en la propuesta que presentó Raúl Castro en los años 90, proclamando en ese entonces que la producción de alimentos era más importante que la de armas. Desde que asumió el liderazgo en 2008 el proyecto se ha fortalecido.

Este proyecto ha incluido el arrendamiento, con opción a compra, de tierras del estado a 100.000 granjeros privados, permitiéndoles vender parte de su producción directamente a la gente en vez de al estado.

Se han construido puestos de venta cada kilómetro y medio sobre la ruta que bordea la ciudad, pero hay productores que prefieren llevar sus productos directamente a los consumidores, haciendo uso de sus bicicletas.

En diciembre en Camagüey se produjeron 5 toneladas de alimentos; parte de esa producción se vendió al estado y otra directamente a los consumidores.

De una cosa están seguros los productores: que “habrá más comida en un par de años”.

Artículo basado en:
Cuba plans city farms to ease economy woes
http://www.guardian.co.uk/world/2010/feb/07/cuba-city-farms-economy-woes


RAPAL Uruguay
Febrero 2009