El Paraquat y el suicidio - PAN Alemania

El plaguicida Paraquat, altamente tóxico, es utilizado como uno de los principales agentes para quitarse la vida en los países en vías de desarrollo.

Las tasas de mortalidad para la ingestión intencional de Paraquat varían desde 58% en Fiji (Booth, 1998) hasta casi 80% en el sur de México (Tinoco et al., 1993).

El herbicida no selectivo denominado Paraquat es un plaguicida que mata una amplia variedad de malezas. Es comercializado por Syngenta y otros productores en más de 100 países, principalmente bajo el nombre de Gramoxone. Se usa ampliamente en cultivos bananeros, de cacao, café, algodón, palma de aceite, piña, caucho y caña de azúcar, tanto en grandes plantaciones como en granjas pequeñas. El Paraquat tiene alta y aguda toxicidad, y carece de antídoto conocido. La ingestión de menos de una cucharadita resulta fatal. También se le responsabiliza de causar problemas graves de salud, tanto agudos como crónicos, a largo plazo. Entre otros, dermatitis severa, falla renal, deficiencia respiratoria, aceleramiento del ritmo cardíaco, quemaduras de segundo grado, cáncer de la piel y enfermedad de Parkinson. Más aún, el Paraquat se usa habitualmente como agente para quitarse la vida en muchos países en vías de desarrollo.

Campaña "Alto al Paraquat"

Dada su alta toxicidad, el Paraquat integra la lista de la Docena Sucia. PAN Internacional lanzó una campaña contra la Docena Sucia en 1985, enfocada hacia un listado de plaguicidas extremadamente peligrosos con el fin de lograr su prohibición o el establecimiento de controles más estrictos. Al mismo tiempo, la campaña tiene el objetivo de abogar para que este pesticida sea reemplazado por métodos de control de plagas más seguros y sustentables. Con el propósito de acelerar la eliminación gradual del Paraquat, varias organizaciones no gubernamentales de Asia, América y Europa (entre ellas, PAN Alemania) lanzaron en 2002 la campaña "Alto al Paraquat" para pedir de manera urgente que Syngenta detenga la producción de este agroquímico. La campaña ya ha logrado algunos resultados notables: Malasia prohibió el Paraquat en agosto de 2002 -uno de los primeros países asiáticos en adoptar una medida de este tipo- y la empresa Chiquita decidió prohibir el uso de este plaguicida en todas sus plantaciones bananeras.

Envenenamiento intencional con plaguicidas

El autoenvenenamiento deliberado con plaguicidas ha sido la causa de muerte de varios cientos de miles de personas cada año. La publicación "Global Burden of Disease" estimó que 798.0000 personas murieron por envenenamiento intencional con plaguicidas en 1999. El 75% de ellas vivía en países en vías de desarrollo (Murray/López, 1996). Los plaguicidas son el método más importante para autoenvenenarse en muchas regiones rurales y están asociados con una alta tasa de mortalidad (Eddleston, 2000).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cada año ocurren al menos 2 millones de envenenamientos intencionales con plaguicidas, dando como resultado 200.200 muertes (OMS, 1990). Según la OMS, el 91% de todos los casos de muerte -el total de envenenamientos fatales intencionales y no intencionales se calcula en 220.000- se debe a envenenamientos deliberados con plaguicidas (OMS, 1990). Esta estimación está respaldada por un estudio realizado en Sri Lanka (Hettiarachchi / Kodithuwakku, 1989), el cual reveló que alrededor del 73% de todos los casos de envenenamiento con plaguicidas eran intencionales y el 93% de todos los casos fatales eran deliberados.

Por su parte, Jerayaratnam (1990) efectuó estimaciones significativamente más altas. De acuerdo con sus antecedentes, cada año se producen cerca de 25 millones de casos de envenenamiento por plaguicidas. Sobre la base de las estimaciones citadas más arriba (OMS, 1990), referentes a la cuota de casos fatales de suicidio, esto daría como resultado un número total aún más alto de casos de suicidio.

El Paraquat juega un rol muy importante entre los plaguicidas utilizados como agente para el suicidio.

Envenenamiento intencional con Paraquat

Se puede describir a este plaguicida como "uno de los principales agentes para suicidarse" (Dinham, 1996) en muchos países, por las siguientes razones:

1. Es alta y agudamente tóxico (una cucharadita resulta fatal).
2. No existe ningún antídoto.
3. Es de fácil acceso (como muchos plaguicidas).
4. Es relativamente barato.

Por su elevada y aguda toxicidad, sin antídoto conocido, los envenenamientos con Paraquat tienen una tasa muy alta de mortalidad, comparados con envenenamientos mediante otros productos químicos (Hettiarachchi/Kodithuwakku, 1989), aunque la ingestión de otros plaguicidas (organofosfatos, por ejemplo) también puede llegar a tener altas tasas de mortalidad (Eddleston, 1999). Las tasas de mortalidad para la ingestión intencional de Paraquat varían desde 58% en Fiji (Booth, 1998) hasta casi 80% en el sur de México (Tinoco et al., 1993).

Como se ha demostrado en estudios realizados en distintos países, la "intención de cometer suicidio fue el motivo declarado con mayor frecuencia en los casos de ingestión de Paraquat" (Tinoco et al.,1993). Se estima que cada año se producen en el mundo miles de suicidios por medio de la ingestión de Paraquat, pese a que la real magnitud del problema no se conoce del todo debido a que muchos casos no quedan registrados y no se cuenta con toda la información. Aunque la OMS no lleva estadísticas mundiales sobre envenenamientos no intencionales e intencionales con Paraquat, sí se cuenta con información relevante a niveles regionales.

El rol del Paraquat como uno de los principales agentes para quitarse la vida ha quedado comprobado en numerosos estudios acerca de los distintos agentes utilizados en suicidios. Se realizó una evaluación epidemiológica con 270 pacientes que murieron en el Hospital General de Puerto España (Trinidad y Tobago), "ingresados por autoenvenenamiento deliberado entre enero de 1986 y junio de 1990" (Hutchinson et al., 1991). Las causas de muerte fueron confirmadas por las autopsias y los análisis toxicológicos.

El Paraquat demostró ser el veneno más popular, ya que fue utilizado en el 63% de los casos de suicidio. Los otros agroquímicos usados para este fin sólo sumaron 20%. (Hutchinson et al., 1991). El análisis forense de los envenenamientos intencionales en Trinidad del Sur mostró que de un total de 105 muertes por envenenamiento entre 1996-97, el Paraquat fue el agente causal en 80 casos (76%) (Hutchinson/Daisley 1999; Hutchinson et al., 1999). En su investigación, Hettiarachchi y Kodithuwakku (1989) describen al Paraquat como el "agente más común de envenenamiento". En casi la mitad de los casos (1), el agroquímico empleado fue el herbicida Paraquat. En Samoa se culpa a este producto de ser agente utilizado en el 70% de todos los casos de suicidio registrados entre 1979 y 2000 (Le Samoa, 2001).

Cuadro1: Porcentaje de víctimas de suicidio en tres países/regiones que utilizaron Paraquat como agente para suicidarse.

País Período Porcentaje Fuente
Trinidad y Tobago 1986 - 90 63% Hutchinson et al., 1991.
Trinidad del Sur 1996 - 97 76% Hutchinson / Daisley, 1999.
Samoa 1979 - 2001 70% Le Samoa, 2001.

Accesibilidad del Paraquat

Algunos estudios sugieren que el fácil acceso a una sustancia potente, como el Paraquat, incrementa el número de suicidios y puede dar como resultado la muerte de la persona, aun cuando no hubiera existido realmente una intención definitiva de cometer suicidio por parte de la víctima.

En Sri Lanka se observó que "dos de las tres más altas incidencias estacionales de envenenamiento con Paraquat -intencional y no intencional- se relacionan con la época de uso más frecuente del Paraquat" (Hettiarachchi/Kodithuwakku, 1989).

En Surinam se reveló un vínculo entre la incidencia mensual de envenenamientos por Paraquat y el volumen de las importaciones mensuales de ese agroquímico (Perriens et al., 1989). El ejemplo de Samoa muestra claramente cómo el número de suicidios tiene correlación con la llegada del Paraquat y el control de su venta algunos años más tarde. Hasta 1972, cuando se introdujo por primera vez el Paraquat en el país, el número de suicidios era inferior a 10. Esta cifra comenzó a elevarse rápidamente a mediados de la década iniciada en 1970 y llegó a casi 50 en 1981 (en casi 40 de estos casos, el agente causal fue el Paraquat), cuando se iniciaron esfuerzos para controlar el acceso a este herbicida. Durante ese período, las tasas de suicidio aumentaron en 367%, desde 6,7 por 100.000 en 1972 a 31,3 por 100.000 en 1981. En los tres años que siguieron al inicio del control de las ventas de Paraquat, las tasas de suicidio bajaron a 9,4 por 100.000 (OMS, 2002).

¿Uso seguro del Paraquat?

Aunque ha habido intentos y estudios (2) por parte de Syngenta -principal productor de Paraquat- para hacer más seguro este producto, con la finalidad de evitar envenenamientos intencionales y no intencionales, sus resultados no han sido ni satisfactorios ni suficientes. Contrariamente a la afirmación de los fabricantes en el sentido que las prácticas de uso seguro y la capacitación han hecho bajar el número de suicidios, datos recientes de países en vías de desarrollo muestran una situación distinta. En Costa Rica, por ejemplo, se ha documentado un aumento de los suicidios con Paraquat (Wesseling et al., 2001).

Incluso el control y las restricciones en las ventas de Paraquat no significan necesariamente que este producto ya no se utilice como agente para el suicidio. Aunque las cifras totales de suicidios han disminuido en Samoa desde que se instauró el control de las ventas de Paraquat (Gráfico 1), este agroquímico aún fue responsable de 50% a 60% de los casos fatales de suicidio durante los años 1999-2000 (Le Samoa, 2001).

Conclusión

A partir de este documento se puede concluir que el altamente tóxico plaguicida Paraquat debe ser considerado como uno de los principales agentes de suicidio en muchos países en vías de desarrollo. Su mal uso en autoenvenenamientos deliberados causa una alta tasa de mortalidad y provoca miles de muertes cada año. Limitar el acceso al Paraquat sólo a usuarios profesionales puede mitigar el problema, siempre y cuando resulten exitosas las medidas para hacer cumplir esta reglamentación más estricta.

En opinión de PAN Alemania, la única opción consiste en prohibir totalmente el Paraquat y poner fin a su producción.
--------------------
(1) Los agroquímicos fueron responsables del 59% de los casos de envenenamiento intencional y no intencional. Entre estos agroquímicos, el Paraquat fue el que se usó con mayor frecuencia: en casi un 50% de los casos (Hettiarachchi/Kodithuwakku, 1989).

(2) A fines de la década iniciada en 1980 los fabricantes de Paraquat agregaron un pigmento azul, un compuesto maloliente y también un emético a muchas formulaciones de este herbicida, para ayudar a prevenir envenenamientos graves debido a la ingesta oral. Otra medida fue el lanzamiento del 'Proyecto global para el uso seguro', por parte de la industria de plaguicidas, en 1991, a fin de capacitar a operadores en manejo de plaguicidas en los países en vías de desarrollo.

Referencias

1. Booth, H. 1998: Pacific Island Suicide in Comparative Perspective, in: The Australian National University, Demography and Sociology Program, Working Papers in Demography No. 76.
2. Bowles, J.R. 1995: Suicide in Western Samoa - an example of a suicide prevention pro-gramme
in a developing country, in: Diekstra, R.F. W. et al (eds.): Preventive strategies on suicide, Brill Academic Publishers, Leiden/Brill, p. 173-206.
3. Dinham, B. 1996: Active Ingredient fact sheet, Paraquat, in: PAN UK: Pesticide News No. 32, p. 20-1: http://www.pan-uk.org/pestnews/actives/ paraquat.htm, 24/06/2003.
4. Eddleston, M. 1999: Paraquat poisoning, letter, in: The Lancet, Vol. 353, No. 23, p. 323.
5. Eddleston, M. 2000: Patterns and problems of deliberate self-poisoning in the developing world, in: International Journal of Medicine, Vol. .93. No. 11, p.715-31.
6. Hettiarachchi, J./Kodithuwakku, G.C.S. 1989: Pattern of Poisoning in Rural Sri Lanka, in: International Journal of Epidemiology, Vol. 18, No. 2, p.418-22.
7. Hutchinson, G./Daisley H. 1999 : Paraquat poisoning, letter, in : The Lancet, Vol. 353, No. 23, p. 322.
8. Hutchinson, G./Daisley, H./Simeon, D./Simmonds, V./Shetty, M./Lynn, D. 1999: High rates of paraquat-induced suicide in southern Trinidad, in: Suicide & Life Threatening Behaviour, Vol. 29, No. 2, p. 186-91.
9. Hutchinson, G./Daisley, H./Simmons, V./Gordon, A.N. 1991 : Suicide by poisoning, in: West Indian Medical Journal, Vol. 40, No. 2, p. 69-73.
10. Jeyaratnam, J. 1990: Acute pesticide poisoning - A major global health problem, in: World Health Statistics Quarterly, Vol. 43/ No. 3. S. 139-144.
11. Le Samoa 2001: Paraquat and its connection with suicide, Le Samoa Headlines, 27 April to 3 May: http://www.samoa.ws/lesamoa/5-3-2001.cfm, 08.06.2003.
12. Madeley, J. 2001: Unsuitable for use - Profile of paraquat, in: PAN UK: Pesticide News No. 56, p. 3-5: http://www.pan-uk.org/pestnews/pn56/pn56p3.htm, 24.06.2003.
13. Murray, C.J. L./Lopez A.D. 1996: The global burden of disease - a comprehensive assessment of mortality and disability from diseases, injuries and risk factors in 1990 and projected to 2020, in: Harvard School of Public Health: Global Burden of Disease and Injury Series, Vol. 1, Cambridge, MA.
14. Perriens, J./Van der Stuyft, P./Chee, H./Benimadho, S. 1989: The epidemiology of paraquat intoxication in Surinam, in: Tropical and Geographical Medicine, Vol. 41, No. 3, p. 266-9.
15. Tinoco, R./Tinoco, R./Parsonet, J./Halperin, D. 1993: Paraquat poisoning in southern Mexico, in: Archives of environmental health, Vl. 48, No. 2, p.78-80.
16. Wesseling, C./Van Wendel de Joode, B./Ruepert, C./Leon,C./Monge, P./Hermosillo, H./Partanen, T. 2001: Paraquat in developing countries, in: International Journal of Environmental Health, Vol. 7, No. 4, p.275-286.
17. WHO 1990: Public Health Impact Of Pesticide Use in Agriculture, Geneva, ISBN 92 4 156139 4.
18. WHO 2002: World Report on Violence and Health, Geneva, ISBN 92 4 154561 5 Global Burden of Disease and Injury Series, Vol. 1, Cambridge, MA.

Para mayor información:
Sobre la campaña "Alto al Paraquat" y sobre el Paraquat, ver los sitios en Internet de las organizaciones que apoyan la campaña:
Erklärung von Bern (Schweiz) www.evb.ch; Banafair e.V. (Deutschland) www.banafair.de; Bio Suisse (Schweiz) www.bio-suisse.ch; Central American Institute for Studies on Toxic Sub-stances (IRET), Costa Rica; Fédération gene-voise de coopération (Schweiz) www.fgc.ch; Foro Emaus (Costa Rica) www.foroemaus.org; Swedish Society for Nature Conservation www.snf.se; Pesticide Action Network Asia Pacific www.panap.net; Pesticide Action-Network Europe www.paneurope.net; Pesticide Action-Network Germany www.pan-germany.org;; Pesticide Action Network North America www.panna.org; Pesticide Action Network UK www.pan-uk.org; Red de Accion sobre Plaguicidas y Alternativas en México;(RAPAM). Pesticide Action Network Latin America (RAP-AL) www.rap-al.org

Hojas informativas de PAN Alemania:
oParaquat Exposure and Parkinson`s Disease, 06/2003.
oParaquat and Suicide, 07/2003.
Traducción:: Graciela Carbonetto

Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas de América Latina (RAP-AL)
Sitio web: http:// www.rap-al.org