Cultivos de soja: ¿también un problema para los peces?

Por Flavio Pazos - Rapal Uruguay - Julio 2007

El cultivo de soja transgénica, con su paquete tecnológico asociado, le está causando al país numerosos problemas. Los resultados de una investigación recientemente publicados vienen a agregar un nuevo grupo de perjudicados: los peces de agua dulce.

Los cultivos de soja solamente son viables si se hace un uso permanente de agrotóxicos. Además del glifosato, herbicida al que por su modificación genética la soja es resistente, se agregan por ejemplo varios insecticidas. Entre los más usados se encuentran el endosulfán y el clorpirifos.

En una reciente investigación llevada a cabo en Australia y publicada por la Sociedad de Toxicología y Química Ambiental de Estados Unidos (*), se abordó la relación entre la exposición a ciertos contaminantes ambientales y la capacidad de los peces para resistir los cambios de temperatura.

Entre los contaminantes ambientales considerados en la investigación se encuentran el endosulfán y el clorpirifos. Los peces elegidos representan a cuatro especies de agua dulce provenientes de diferentes habitats de Australia.

La investigación confirmó los indicios de varias investigaciones previas: la exposición a diferentes concentraciones no letales de estos agrotóxicos afecta la habilidad del pez a tolerar incrementos progresivos de temperatura.

Esto es; los peces que habitan un curso de agua, pueden exponerse a determinados contaminantes ambientales y no morir intoxicados, pero esa exposición disminuye sus probabilidades de sobrevivir frente a otros cambios del ambiente. Por ejemplo, un aumento en la temperatura del agua, que de no haber estado previamente expuestos a determinados contaminantes ambientales no hubiese implicado mayor riesgo, puede provocar la muerte del pez.

¿Cómo está afectando en Uruguay el uso masivo de estos agrotóxicos a los peces que habitan las zonas sojeras? Como todo nuestro territorio, las zonas sojeras se encuentran profusamente irrigadas por numerosos cursos de agua. Ya han existido denuncias que asocian la aparición de peces muertos en ríos y arroyos cercanos a cultivos de soja. ¿Hay alguna relación entre estos casos y el efecto descrito en este estudio? ¿Qué dimensiones puede llegar a alcanzar este efecto del endosulfan y el clorpirifos sobre los peces en el marco del calentamiento global?

Creemos que es cada vez más imperioso que las autoridades comiencen a evaluar en profundidad los impactos que está teniendo el cultivo de soja transgénica en nuestro país. Los más directos y evidentes, pero también los menos previsibles, como el impacto sobre nuestra riqueza ictícola.

(*)Environmental Toxicology and Chemistry, Vol. 26, No. 7, pp. 1454–1459, 2007.

El estudio completo se encuentra disponible aquí:
http://www.allenpress.com/pdf/entc_g26_07.1454-1459.pdf

Julio 2007 - RAP-AL Uruguay