Victoria sobre Terminator: la COP8 le dice no a las semillas suicidas

La presión de toda la sociedad civil fue fundamental para que se mantenga la moratoria a esta tecnología.

Con un aplauso cerrado de toda la sociedad civil y festejos de los más de 400 integrantes del Movimiento de los Trabajadores sin Tierra (MST) que manifestaban en la calle se cerró esta mañana una etapa más de la resistencia de la sociedad civil de todo el planeta a la Tecnología Terminator. El Grupo de Trabajo de la Conferencia de las Partes del Convenio de Diversidad Biológica (COP8) decidió eliminar el párrafo que pretendía imponer la evaluación “caso por caso” de las investigaciones sobre la Tecnología Terminator manteniendo la moratoria que el mismo Convenio estableció en el año 2000.

La Tecnología Terminator se refiere a que plantas genéticamente modificadas arrojan semillas estériles en la cosecha (Tecnología de Restricción en el Uso Genético o GURT). La tecnología Terminator fue desarrollada por una industria multinacional de agroquímicos/semillas y el gobierno de Estados Unidos para evitar que los agricultores guardaran y resembraran toda semilla cosechada que se hubiera desarrollado con biotecnología por las corporaciones de semillas. Terminator no se comercializa aún, ni se prueba en el terreno, pero ya se llevan a cabo pruebas en invernaderos estadounidenses.

Desde el primer día de desarrollo de la octava Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica la sociedad civil estuvo presente informando y denunciando el intento de la industria multinacional de las semillas, los Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda y Australia de imponer la evaluación “caso por caso” de la Tecnología Terminator como una manera de abrir el camino para desarrollar pruebas de campo y poder comercializar estas semillas

El día martes, el MST la Vía Campesina y decenas de organizaciones de la sociedad civil realizaron un cordón alrededor de todos los delegados oficiales que ingresaban a la COP8 con carteles y consignas que expresaban el rechazo absoluto de todos los campesinos del mundo a las semillas Terminator. El día miércoles fue el turno de las mujeres, cuando un grupo de 50 mujeres de la Vía Campesina ingresaron al plenario de los delegados de la COP y se manifestaron pacíficamente encendiendo significativas velas en silencio. Hoy por la mañana un nuevo cordón de más de 400 personas anunció a la COP que la sociedad civil seguía atenta y vigilante sus decisiones. Hasta que a las diez de la mañana llegó a sus filas la noticia y comenzaron los festejos.

Ahora solo resta que el plenario de la COP confirme la semana próxima esta decisión. Pero esta victoria sienta la bases para una pronta prohibición absoluta de esta tecnología a la vez que deja claro que la sociedad civil permanecerá atenta para defender las semillas en todos los frentes en que las grandes corporaciones intenten imponer sus prácticas de control y dominación.

Fuente:
http://www.biodiversidadla.org/content/view/full/22733