Organizaciones civiles de países miembros del Consejo Agropecuario del Sur, rechazan acuerdo sobre transgénicos

La Red por una America Latina Libre de Transgénicos, RALLT, lamenta las declaraciones efectuadas por los representantes de los Ministerios de Agricultura de los países del Cono Sur sobre fortalecer el desarrollo de los transgénicos en la Región.

Cinco 5 países del Consejo Agropecuario del Sur (CAS), Argentina, Brasil, Chile, Uruguay y Paraguay, en su 24 Reunión Ordinaria que se efectuó en Punta del Este, Uruguay, el 30 octubre de 2012, acordaron aunar criterios sobre el desarrollo agrícola de este bloque, entre ellos fortalecer los marcos regulatorios sobre organismos transgénicos en estos países, robustecer el dialogo y las capacidades de negociaciones en el Protocolo de Bioseguridad y buscar posiciones comunes.

El CAS agrupa a los Ministros del ramo desde 2003 para la articulación del sistema agropecuario de la Región y la coordinación de acciones en políticas públicas para el sector.

Los miembros del CAS acordaron además fortalecer las relaciones con el grupo North American Biotechnology Initiative (NABI) dedicado a promover transgénicos en EE.UU., Canadá y México y establecer políticas de alto nivel en biotecnología.

En su declaración el CAS señala que los organismos genéticamente modificados (OGMs) presentan una herramienta posible para apoyar a la región en el desafío de incrementar la producción de alimentos, adaptarse a los retos que plantea el cambio climático y mitigar los efectos de la agricultura sobre los recursos naturales, entre otros.

Sabemos que los OGMs no están diseñados para aumentar la producción ni para rendir mas, están diseñados para resistir los herbicidas que las mismas empresas producen para facilitarles la venta de sus semillas patentadas y químicos tóxicos al medio ambiente y la salud humana. Entendemos que la alimentación del Cono Sur del continente no depende de los cultivos transgénicos, sino de la conservación de su patrimonio de semillas adaptadas a las condiciones locales que nos darán un resguardo seguro para el cambio climático y del fomento de los cultivos orgánicos.

Además los OGMs han causado graves daños a los recursos naturales de los países miembros del CAS. Se ha reportado contaminación de maíz en Chile, Uruguay y Brasil, aumento de uso de herbicidas y plaguicidas con graves daños a la salud humana en poblaciones rurales en Argentina y Paraguay por causa de las fumigaciones aéreas, desmonte de bosque nativo en Argentina para aumentar los cultivos de soya, estan entre los impactos mas serios que estos organismos han causado en la región. Por esto invitamos a los miembros del CAS a conocer estos impactos y adoptar acciones aunadas que protejan a sus ciudadanos y no a las transnacionales de semillas biotecnológicas.

La RALLT ha detectado en su publicación reciente sobre la Transgénesis del Continente de America Latina, que existe una falta de regulaciones adecuadas de los organismos transgénicos en todos los países de America Latina. Tres países miembros del CAS, Chile, Uruguay y Argentina, no son aun miembros del Protocolo de Bioseguridad, convenio que apoya la regulación internacional de los organismos transgénicos. Por esto es peculiar que el Consejo acuerde adoptar posiciones comunes en un convenio que se han negado a firmar la mitad de sus miembros.

Es además preocupante que acuerden estrechar lazos con el NABI cuyos países han fomentado históricamente los transgénicos y donde EE.UU. aun no acepta regulación internacional alguna sobre sus OGMs ya que no es miembro del Protocolo.

Más aun, EE.UU., Canadá, Chile, Uruguay, Argentina y Australia conformaron el Grupo de Miami para estorbar el surgimiento de este Protocolo de Bioseguridad, en el año 2000. Por esto la RALLT permanecerá atenta a las posiciones que estos países puedan adoptar como bloque en las próximas reuniones del Protocolo de Bioseguridad.

Finalmente es interesante notar que la secretaria técnica administrativa del CAS yace en el IICA, Instituto Interamericano de Cooperación en Agricultura, que desde hace muchos años promueve los transgénicos en la región.


Red por una America Latina Libre de Transgénicos, RALLT
Ecuador

Fundación Sociedades Sustentables
Chile

Red de Acción de Plaguicidas, RAPAL
Uruguay

FOBOMADE
Alianza por el Consumo Responsable y Solidario
Bolivia

Diciembre 2012