FISCAL PIDIÓ QUE MONTEVIDEO SEA LIBRE DE CULTIVOS TRANSGÉNICOS

El Observador señala que el fiscal civil Enrique Viana pidió a la Justicia que suspenda la plantación de cultivos transgénicos en Montevideo- único departamento que se mantenía libre de esos cultivos- como medida de prevención de daños ambientales, mientras se investigan los antecedentes y define si se inicia un juicio. Viana tomó conocimiento del caso por vecinos y productores rurales de la cuenca del Arroyo Carrasco, que le informaron del inminente cultivo de soja y maíz transgénicos en esa área. En el escrito afirmó que en los padrones Nº 5.502 y 60.038 se proyectan cultivar unas 70 y 50 hectáreas respectivamente. Los productores advirtieron que dichos cultivos afectarán la producción agrícola de inmuebles cercanos, ello determinará la contaminación y desaparición de la agricultura orgánica de la zona.

“La liberación del ambiente de transgénicos provoca variados impactos ambientales negativos: el polen del maíz transgénico “Bt” es tóxico para ciertas plagas, pero también para otros microorganismos del suelo; sus toxinas inhiben la composición de su materia orgánica, se polinizan los cultivos naturales con transgénicos, contaminándose y creándose semillas híbridas transgénicas en forma irreversible e incontrolable. Se agrega en el escrito que se desconoce cómo interaccionan esos organismos modificados genéticamente con los que no lo son o con otros también modificados.

El fiscal pidió que se imponga una medida cautelar de no innovar a los ministerios de Vivienda, Ganadería y a la IMM, para que se les prohíba autorizar o permitir que se realicen cultivos transgénicos en la capital.

El fiscal entiende que pidió que se tomen medidas en forma urgente para asegurar la protección del medio ambiente, ya que si el daño a éste y al ordenamiento territorial se verifica, será “irreversible”.

Asimismo, Viana señaló que si prosperan los cultivos, “el Uruguay Natural será tachable, una vez más, de etiqueta ambiental falsa, mera expresión de un Estado Teatral”, y fundamentó su solicitud en que el artículo 47 de la Constitución de la República preceptúa que la protección del medio ambiente es de interés general y que las personas deberán abstenerse de cualquier acto que cause depredación, destrucción o contaminación graves al mismo.

Uruguay ocupa el noveno lugar en el mundo en cuanto al uso de cultivos transgénicos, aunque sólo cultiva soja y algunas variedades de maíz.

fuente: http://www.ired.gub.uy/contenido/2009/11/2009110924.htm